jueves, 10 de abril de 2014

Faroles de Cola


DISCO CENTRAL DE COLA ESPAÑOL

De aspecto similar a los discos frontales, con un tamaño menor y cristal rojo, marcaban el final del tren:



La chimenea cubierta por un domo y el reflector de latón plateado:


El depósito de aceite (o tal vez de petroleo), posee un quemador muy básico, donde iría la mecha:


Detalles del reflector, depósito y quemador:


Varias numeraciones e inscripciones de este ejemplar concreto, que no revelan si perteneció a MZA o a RENFE, lo sitúan en la lampistería de Barcelona -Término:



En esta portada de la revista "Vía Libre" de septiembre de 1966, se puede ver a un operario en mantenimiento de uno de estos faroles. Sobre la cabeza, uno de los faroles de cola laterales, de los que se habla más adelante:



DISCO (O LINTERNA), DE SEÑALES PARA COSTADO DE COLA DE TREN

Este tipo de faroles iban montados en la parte superior de la cola del tren, uno en cada costado, el sistema de luz era una candileja de aceite y la luz salía por delante y por detrás:


Por detrás, la luz pasaba por un filtro rojo y teñida de esta manera, señalizaba el final del convoy.


Hacia delante, la luz se veía blanca. Esto permitía, al maquinista o al jefe del tren, comprobar que no se había desenganchado ningún vagón y que la luz roja permanecía encendida.


El filtro se colocaba en un bastidor y se posicionaba en su lugar sin que fuese necesario abrir el farol. Esto permitía sustituir el filtro rojo por uno amarillo en caso de "trenes a la vía".


Este tipo de farol lleva la impresión de RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españolas), empresa estatal que, en 1941, aglutinó las antiguas compañías existentes. El color original es negro (en mi colección hay otro farol en este color).

EL ESLABÓN PERDIDO

Como no se puede tener todo lo que aparece a la venta, me di un tiempo para decidir si compraba o no este farol. En principio, el precio era razonable y podía representar el paso de los faroles de llama a los eléctricos. Como ocurre en casi todos los aparatos de alumbrado, al principio se electrificaron los antiguos:faroles de aceite:


Posteriormente, desaparecen las chimeneas y se simplifican los modelos:


La carcasa es igual con un agujero para el cable:


Aprovechando el molde y el troquel de RENFE, las puertas de acceso idénticas:


La novedad, es que en este modelo sí aparece el fabricante CASAJUANA:


Este ejemplar perteneció a la lampistería de la estación de Principe Pio, en Madrid:


Como dije al principio, me di un tiempo para refrenar la compra compulsiva. Pero 12 horas bastaron para que el farol fuese adquirido por otro comprador.


FAROL ALEMAN, PARA COSTADO TRASERO DE TREN

Se trata de un farol, con forma de prisma cuadrangular, que por un lado presenta el filtro rojo. El material de dicho filtro es plástico, probablemente metacrilato.


Dicho disco rojo, iría señalando el final del tren y en la ventana opuesta, un metacrilato incoloro, permitiría comprobar que el farol sigue encendido y que no se ha perdido ningún vagón del convoy.


Las caras laterales del farol, están pintadas con la señal roja y blanca de final de tren. Dichas caras, serían las presentadas hacia adelante y hacia atrás, en los desplazamientos durante el día.


Está construido en acero pintado y en el interior presenta dos reflectores semiesféricos, estos últimos esmaltados.


La fuente de iluminación, un mechero para petroleo, o tal vez aceite, protegido por un cristal cilíndrico.


El quemador, de mecha regulable, es de la marca Kosmos Brenner. Haciendo clic en la fotografía, se puede acceder a información sobre esta conocida marca.


 marca. Grabadas en la carcasa, DB (Deutsche Bundesbahn) y un 75, que correspondería a 1975, año de la puesta en servicio.


La DB, se crea, en el occidental de Alemania, después de la II Gerra Mundial y a partir de la DR (Deutsche Reichsbahn). En la actualidad, es la compañía de los ferrocarriles alemanes. Estos faroles estuvieron en servicio hasta los años 80.



Así parece deducirse de esta fotografía tomada en 1981.


Y de esta de 1987, así como de la información referida por sus autores y a la que se puede acceder con un clic en la foto.

La Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril NOS OFRECE LA OPORTUNIDAD a los amantes del tren de colaborar con elllos para terminar la puesta en marcha de la locomotora de vapor JOP Nº9.


Para lo cual, han emitido unos títulos (emulando la financiación de las antiguas compañías), numerados y personalizados por valor de 10€ cada uno. Yo, en principio, adquirí uno para mi; pero luego, al ver que estaban en cartulina y eran bonitos, pensé en regalarle otro enmarcado a un tío abuelo que fue fogonero (de los últimos) y la verdad, es que le gustó el detalle. Para adquisición contactar con presidente@asvafer.es
Para más información, pinchar en la imagen del Título de Colaborador













No hay comentarios:

Publicar un comentario